Anillo oro blanco y amarillo

solitario de mujer estilo tiffany r…

La pregunta de esta semana es una de las que escucho con frecuencia tanto de mis amigos como de nuestros clientes. Por alguna extraña razón, durante décadas se nos ha inculcado que sólo se puede llevar un color de metal concreto en un momento dado. Siempre se ha dicho que hay que elegir: o bien llevar todos los metales blancos, como el platino, el oro blanco y la plata de ley, o bien llevar oro amarillo. Pero NO las dos cosas a la vez; mezclar metales blancos y amarillos siempre ha sido un no-no.

No sé por qué, era una de esas reglas como la de no vestir de blanco después del Día del Trabajo.  Bueno, los tiempos han cambiado. Los límites claros de hace años se han difuminado y han desaparecido. De hecho, llevar todos los metales del mismo color puede parecer demasiado «a juego».

La «tendencia del apilamiento» se presta perfectamente a la mezcla de metales. Apila anillos o pulseras de distintos tonos de oro uno al lado del otro. Incluso puedes poner en capas collares de oro y platino para conseguir un look moderno. Eso sí, asegúrate de mantener los mismos estilos. Por ejemplo, un brazalete de oro moderno y grueso no quedará bien si se combina con unos delicados pendientes de platino antiguos.

joyas palmbeach 3.10 tcw…

¡Anillos de compromiso de oro blanco y amarillo inusuales y únicos, anillos de boda, anillos de eternidad, anillos de compromiso, o simplemente un anillo de vestido a medida!  ¡Diseñado y hecho a mano por mí y se puede comprar en línea o hecho a la comisión también! Sue x.

Sue Lane es una joyera contemporánea con sede cerca de Hereford en Herefordshire. Su trabajo es a medida, moderno, único y hecho a mano. Sue también se especializa en encargos de joyería y remodelación de joyas para permitir que los clientes participen en el proceso de diseño para asegurarse de que tienen una pieza única de joyería.  Puede obtener más información en su página Acerca de Sue Lane. También puede visitarla en las redes sociales:

anillo de oro de diseño para mujer

El oro blanco se hizo muy popular durante la Segunda Guerra Mundial, cuando los joyeros empezaron a utilizarlo en lugar del platino, que se empleaba para fines militares. Onza a onza, el oro blanco y el platino cuestan más o menos lo mismo, pero debido a la densidad del platino, los joyeros podían hacer un anillo de oro blanco del mismo tamaño por la mitad del coste. La belleza y la asequibilidad del oro blanco han asegurado su lugar como elemento básico en la joyería fina. Aunque el oro blanco es un estándar desde hace mucho tiempo, muchas personas se sorprenden al ver que su oro blanco ha empezado a tener un aspecto apagado o incluso un poco de color amarillo. Ver que su oro blanco se vuelve amarillo puede ser una decepción si no está familiarizado con el comportamiento del oro blanco. Sin embargo, esto es completamente normal y tiene fácil solución una vez que comprenda cómo se fabrica el oro blanco y aprenda los pasos para mantener su color.

Elegante y duradero, el oro blanco es uno de los metales preciosos más populares para anillos de compromiso, pendientes, collares y relojes de lujo. El oro blanco es de alta calidad, asequible y resistente al deslustre, lo que lo convierte en una atractiva alternativa a metales visualmente similares como el platino y la plata. Los joyeros crean el oro blanco mezclando oro puro con aleaciones de metales como el paladio, la plata o el níquel y, a continuación, lo recubren con rodio, un metal precioso de color blanco brillante de la misma categoría que el platino. El resultado de este proceso es una joya con un magnífico brillo blanco plateado y matices cálidos y brillantes.

compromiso de topacio blanco redondo…

Los anillos de compromiso de diamantes de oro blanco y oro amarillo son dos de los colores más populares para esta trascendental pieza de joyería. Pero, ¿cómo empezaron? ¿Qué es el oro amarillo? ¿Qué es el oro blanco? ¿Y cuál es exactamente la diferencia entre ambos? Echemos un vistazo a la historia de estos metales, a las opciones de quilates que tiene cada uno y a algunos de nuestros anillos de compromiso de diamantes cultivados en laboratorio de oro blanco y oro amarillo más vendidos.

Hay muchas similitudes entre el oro blanco y el amarillo – ambos funcionan bien con casi cualquier corte, claridad y quilates de diamante. La principal diferencia entre el oro blanco, el amarillo e incluso el rosa es simplemente la mezcla de metales que se utiliza para hacerlos. Algunos de los metales más comunes utilizados para mezclar con el oro son el cobre, la plata, el níquel, el paladio y el zinc. Dependiendo de los metales que se utilicen y del porcentaje en que estén presentes, se obtendrán estos tres colores comunes. El oro blanco tiene más níquel y zinc, mientras que el oro amarillo contiene más cobre.

Sin embargo, es en realidad el número de quilates en el que debe fijarse si le preocupa la presencia de oro puro. El oro amarillo de 18 quilates y el oro blanco de 18 quilates tienen el mismo porcentaje de oro, más 6 partes de «otros metales» (en total, 24 quilates). Si encuentras un anillo de oro de 24 quilates, entonces es 100% puro. Sin embargo, dado que el oro es un metal tan blando, no se recomienda comprar un anillo de compromiso de oro de 24 quilates.